Aprovecha al máximo tu profesión: por qué seguir involucrándose en casos médicos

Escrito por la Dra. Denise Johnson, DVM, CCBC

A grey cat standing in the middle of an asphault paved road. Decorative cover image.

Resumen: Cuando los veterinarios y los consultores de conducta trabajan juntos, todos pueden salir beneficiados. Los clientes y sus animales pueden establecer vínculos más profundos a través del apoyo continuo, los expertos del comportamiento tienen la oportunidad de relacionarse y expandir su negocio y los profesionales veterinarios pueden ampliar sus conocimientos sobre el comportamiento, así como su cartera de referencias de confianza. Este artículo analiza las mejores prácticas para los profesionales del comportamiento, colaborando más estrechamente con los veterinarios en casos médicos.


Hablamos extensamente sobre lo que no deben hacer los expertos en comportamiento: No trabajar fuera de su campo de especialización, no promover las anécdotas por encima de las pruebas científicas y ¡por favor, no violar las leyes locales que regulan la práctica de la medicina veterinaria! Entre esas pautas, aunque importante, pero a veces excluyente, la recomendación de remitir los casos a un veterinario o a un especialista en comportamiento veterinario, puede dar la impresión de que los casos se dividen en conductuales y médicos y, de estos últimos, la mayoría de los profesionales del comportamiento quedan excluidos. El tratamiento conductual no sustituye a la atención veterinaria, pero puede complementarla maravillosamente.

A continuación, analizamos las razones para seguir comprometidos, incluso cuando se determine que los casos tienen un factor médico importante.

Continuidad del apoyo al cliente

En medicina veterinaria, utilizamos el término “Peek and Shriek” (mira y llora), para referirnos a una cirugía abdominal exploratoria, que revela algo que supera nuestro nivel de comodidad clínica. Haces una incisión, echas un vistazo, pegas un grito, luego la cierras e inmediatamente remites al cliente a un especialista. Esos momentos también ocurren en temas de comportamiento. Empezamos con lo que parece ser una anamnesis sencilla y luego nos encontramos con alteraciones de conducta cada vez más graves, o con signos de una relevante implicación médica. En ambos casos, se debe apoyar al cliente en la transición hacia su nuevo proveedor de atención.

Es posible que los clientes que no tienen un veterinario de cabecera no sepan por dónde empezar. El campo veterinario ha estado bajo una significativa presión en los últimos años, con muchas clínicas de animales de compañía luchando por brindar una atención adecuada a sus pacientes habituales. Los problemas de productividad, rotación de personal y agotamiento se reconocen en todo el sector y no existen soluciones fáciles. 1 Tener un listado de médicos de referencia de confianza, tanto veterinarios generales como veterinarios especialistas en comportamiento, te permite contribuir al éxito de tus clientes y fortalece tus relaciones profesionales. Además, te convierte en un valioso recurso. Incluso, aunque un cliente tiene su médico veterinario de cabecera, puede tener una razón para buscar tu ayuda, en lugar de la de esa persona. Esto representa una oportunidad para ayudarles a reconocer el grado de un comportamiento anormal y comunicar sus inquietudes adecuadamente en la clínica. Para agilizar esa comunicación, considera redactar una referencia formal. Elaborar un documento oficial, en el que se detallen las observaciones y los motivos por los que se recomienda atención adicional, contribuye a lograr varios objetivos. Proporciona al propietario de la mascota un registro al que puede remitirse, incluso si no te sientes cómodo al prestar servicios en ese momento. Facilita al próximo proveedor de atención información directa sobre los problemas relevantes, sin depender de la interpretación del propietario. Las referencias bien redactadas también demuestran su profesionalidad a otros profesionales con los que podría desear relacionarse.

Creación de redes y demostración de valor

Los límites profesionales no deberían ser muros impenetrables. Preferentemente nos asociamos con prestadores de servicios complementarios para facilitar una atención integral, teniendo en cuenta las aptitudes y limitaciones individuales.Estas relaciones pueden generar un intercambio de referencias mutuamente beneficioso. Cuando recomiendes a un cliente que consulte a su prestador de atención primaria en lugar de a alguien dentro de tu red establecida, la implementación rutinaria de la documentación estructurada aporta una mayor exposición ante posibles socios. La remisión directa de un resumen formal aumenta posibilidades de una primera impresión positiva, evitando un peligroso juego de “teléfono”, en el que el cliente actúa como operador. No permitas que “he observado un comportamiento anormal a la hora de ir al baño y recomiendo una visita al veterinario” se convierta en “mi entrenador me ha dicho que tiene una infección urinaria y tiene que darle antibióticos”. Demostrar que se respetan los roles individuales y los límites profesionales ayuda a generar confianza.

Este documento también puede servir para destacar las opciones de apoyo que se ofrecen en la gestión de casos médicos.La evolución de los pacientes puede depender en gran medida del cumplimiento de las recomendaciones médicas, un área de la medicina desgraciadamente poco estudiada. 2 Los estudios disponibles destacan las preocupaciones de los clientes con respecto a la administración de los medicamentos, incluyendo la falta de instrucción y de recursos educativos. 3,4 Si bien la prescripción está exclusivamente en manos de los profesionales médicos autorizados, la reducción del estrés durante la administración puede lograrse más eficazmente a través de consultas de comportamiento. Los principios Fear Free (libre de miedo), Low-Stress Handling (manejo de bajo estrés) y Cooperative Care (cuidados cooperativos) tienen más partidarios que nunca y el reconocimiento de su nombre sigue creciendo.5,6 La pregunta más frecuente que me hacen los colegas veterinarios que desean aplicar esos principios es si son factibles en la práctica.Las limitaciones de tiempo varían considerablemente de una clínica a otra. Los factores que influyen son la hora de la consulta, la presencia de paraprofesionales, la asignación predeterminada de tareas, los registros de historiales médicos, la eficiencia individual y las expectativas de la clientela.Los profesionales que están abrumados por las ofertas existentes, pueden dudar aún más a la hora de explorar el manejo de estrés reducido, a pesar de un interés ideológico. Los servicios externos que reducen la carga clínica, favorecen el cumplimiento y mejoran los resultados, son extremadamente útiles.

Expansión de servicios y creación de empresas

Los entrenadores que ofrecen apoyo médico tienen una oportunidad única de establecer relaciones cliente-consultor a largo plazo. Las enfermedades crónicas suelen requerir ajustes en los planes de tratamiento a medida que progresan los problemas médicos o que el envejecimiento afecta a la capacidad de recuperarse. La salud conductual es un componente importante del bienestar global, e incluso intervenciones relativamente sencillas repercuten en la calidad de vida y la satisfacción del cliente. Esto puede generar clientes que regresan y un efecto de publicidad boca a boca que reduce el costo de la gestión de la empresa.7 Aunque una revisión exhaustiva de las formas en que los consultores de conducta pueden contribuir a la gestión de los casos médicos va más allá del alcance de este artículo, vale la pena señalar que los servicios no se limitan a las nociones concebidas de los cuidados cooperativos. La idea de implantar procedimientos de consentimiento y la compleja estructura de las conductas en tratamiento pueden resultar intimidantes, tanto para los consultores principiantes como para los clientes. El apoyo conductual en momentos de enfermedad también puede consistir en ayudar a los propietarios a sobrellevar restricciones por motivos médicos, enfrentarse a situaciones anormales o ajustar el enriquecimiento para satisfacer necesidades especiales. Una amplia experiencia no es un requisito previo para proponer nuevas ubicaciones para un arenero o para elegir juguetes interactivos que se adapten a las necesidades de un perro en una jaula. Hay muchas oportunidades para poner en práctica la creatividad y aprender sobre la marcha, mientras nos adaptamos a cada individuo. Los casos médicos a menudo requieren una reevaluación periódica y desafían a los consultores para poder satisfacer esas necesidades cambiantes. En caso de dudas, consulta con el veterinario para confirmar que las recomendaciones se adaptan al plan general de cuidados. A medida que ganes confianza en esta nueva área de trabajo, asegúrate de aprovechar esas conexiones profesionales para promocionarte y desarrollarte.

Ampliar la experiencia y los conocimientos

El apoyo conductual en casos médicos tiene una escasa captación inicial, con diversas opciones de desarrollo. Lo que empieza como una desensibilización básica y un contracondicionamiento a la manipulación, puede evolucionar hacia comportamientos funcionales o comportamientos de consentimiento. Con el tiempo y las nuevas experiencias generadas por las necesidades individuales, las habilidades se desarrollan de forma natural. Es importante tener en cuenta que la cercanía con la medicina veterinaria no sustituye a la formación oficial, ni a la obtención de una licencia. Sin embargo, el beneficio educacional de los profesionales colaboradores es sustancial. Los contactos veterinarios pueden estar dispuestos a compartir artículos, debatir sobre investigaciones y aclarar la información de los medios de comunicación sobre noticias médicas. Hay que considerar el valor de su tiempo y cualquier interés especial que hayan mostrado a la hora de buscar recursos educativos o discusiones.

El éxito de los casos puede medirse no sólo a través de observaciones personales y de los clientes, sino también a través de evaluaciones y resultados médicos. Colabora con los profesionales veterinarios para determinar cuáles de sus intervenciones sobre la conducta parecen tener efectos clínicos. Considera la posibilidad de ofrecer una jornada de demostración de administración de medicamentos para los clientes de tratamientos crónicos. Identifica sus dificultades a la hora de manejo e incorpora la desensibilización durante manipulaciones o procedimientos en las clases de gatitos o cachorros. Esta forma de trabajar permite seguir fortaleciendo tus competencias para demostrar el valor de tus servicios a tu red de contactos e impactar visiblemente en la calidad de vida de tus pacientes.

Mejorar la calidad de vida de las mascotas

Considera las Cinco Libertades y nuestra posibilidad de influir significativamente en cada una de ellas a través del trabajo sobre el comportamiento. 8 Compáralas con las categorías de la escala de calidad de vida HHHHHMM. 9 Esta herramienta clínica no solamente permite evaluar un área muy compleja de la práctica veterinaria; también orienta, sobre todo a las familias, a la hora de tomar decisiones sobre los momentos terminales, junto con el profesional que les atiende.

Cinco libertades del bienestar animal Escala de calidad de vida HHHHHMM
Libres de hambre y sed Dolor, hambre
Libres de incomodidad Hidratación
Libres de dolor, lesión o enfermedad Higiene
Liberes para expresar un comportamiento natural Felicidad, movilidad
Libres de miedo y angustia Más días buenos que malos

Esto se convierte en una oportunidad no sólo de mejorar el bienestar en el hogar, sino también de ayudar a los clientes a pasar más tiempo y de mejor calidad con sus animales de compañía. Para tener un resultado notable no es necesario ser veterinario. De hecho, los consultores de comportamiento pueden estar en una posición privilegiada para poder abogar de forma activa por las necesidades de un individuo. Como ya se ha mencionado, la duración de las consultas es uno de los múltiples factores que influyen en la disposición del tiempo de un veterinario. Personalmente, he trabajado en clínicas en las que el tiempo asignado para la visita de un paciente enfermo oscilaba entre 15 minutos hasta una hora. Ese tiempo se divide en elaboración de anamnesis, exploración, revisión de las opciones diagnósticas, obtención del diagnóstico con o sin interpretación simultánea y recomendaciones iniciales. Las discusiones financieras pueden consumir aún más de tiempo, ya de por sí limitado. Las llamadas, los correos electrónicos y las visitas de seguimiento, aumentan las posibilidades para la prestación de apoyo, aunque la prioridad puede centrarse en el tratamiento médico de las afecciones principales, más que en la salud conductual integral.

Muchos profesionales estupendos lo hacen todo ellos mismos o recurren a sus socios y fuentes de referencia para hacerlo.Si no seguimos implicados en el caso, no podemos determinar si eso ha ocurrido, o si el cliente podría haber sido asesorado mejor con nuestra colaboración.

Conclusión

Cuando un cliente se acerque a ti para recibir apoyo conductual por un problema secundario o un problema médico, no asumas que la solución es exclusivamente médica. Cuando el caso se remite a un veterinario, al permanecer involucrado y comprometido, formas parte de un equipo de atención que apoya tanto la salud física como mental del paciente. La relación que se cultiva se convierte en una fuente de negocio y en una oportunidad de desarrollo profesional en un segmento tremendamente gratificante del trabajo conductual.

Referencias

  1. American Veterinary Medical Association (2021). Are we in a veterinary workforce crisis? Last accessed 10/6/2022
  2. Wareham K.J,Brennan M.L, Dean R.S. (2019) Systematic review of the factors affecting cat and dog owner compliance with pharmaceutical treatment recommendations. Veterinary Record,184:5, 154. 
  3. Chapman E. (2018) The importance of client compliance and the influences upon client compliance when orally medicating cats, Veterinary Nursing Journal33:5, 127-130.
  4. Taylor S, Caney S, Bessant C, Gunn-Moore D. (2022) Online survey of owners’ experiences of medicating their cats at home. Journal of Feline Medicine and Surgery.
  5. (2022) More Than 100,000 Professionals Have Pledged to Prioritize Pet Emotional Wellness With Fear Free Certification. Benzinga. Last accessed 10/6/2022.
  6. CattleDog Publishing (2020). CattleDog Publishing Joins the VIN Family. Last accessed 10/6/2022.
  7. Beylo B., (2020) Lifetime Value & Customer Acquisition Cost: A Framework For Investing. Macro Ops: Unparalleled Investing Research. Last accessed 10/6/2022.
  8. Association of Shelter Veterinarians. The Five Freedoms, Farm Animal Welfare Council 2009. Last accessed 10/6/2022.
  9. Villalobos A, Kaplan L., (2007)“Palliative Care: End of Life ‘Pawspice’ ” In: Canine and Feline Geriatric Oncology: Honoring the Human-Animal Bond. 1st ed. Ames: Blackwell Publishing Professional, 303-308.

Traducido por Martina Balaban, IAABC Foundation Español

COMPARTIR